Hace poco tuve la oportunidad de asistir por primera vez a pelea de lucha libre, uno de los deportes más tradicionales en México.

Cuando era pequeño veía la transmisión de la lucha libre por televisión. Me encantaba ver las acrobacias que hacían en el ring, la eterna rivalidad entre los rudos y los técnicos, y todo el espectáculo que hacían.

Amigos me habían contado sobre lo divertido que era asistir a una lucha en vivo, por lo que me propuse asistir a una en mi última visita a CDMX.

Para nuestra suerte, el día que teníamos planeado asistir a la lucha libre se celebraba el 86 aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), lo que hacía que nuestra primera vez fuera mucho más interesante.

Había campeonatos mundiales, uno a uno, tres contra tres, luchadores enanos, luchadoras y la lucha estelar; siete luchadores en una jaula donde apostaron sus cabelleras.

Decidimos ir en un tour para sentirnos más seguros, con la idea de que nos llevarán a todos juntos en grupo. Optamos por el Turi Luchas, un paseo brindado por Turibus.

El tour te incluye una máscara de regalo, la transportación, una sesión de preguntas y respuestas con un auténtico luchador en el autobús y tu entrada.

Nos llevaron a la Arena México para presenciar este magno evento, una vez ahí nos dan las instrucciones, lo cual no fue cómo creíamos.

Simplemente te bajan en la calle y tú vas por tu cuenta con tu boleto asignado, supuestamente debes bajar en orden con las personas que desees sentarte para que la numeración de los boletos sea consecutiva, este no fue nuestro caso pues al llegar ahí nos dimos cuenta que dos de nuestros amigos estaban separados.

Y al finalizar las luchas tienes hasta 15 minutos para llegar al autobús en el punto de partida. En base a esto y por la ubicación de las gradas, en mi opinión es mejor adquirir los boletos por cuenta propia en TicketMaster y llegar al lugar en Uber, no le vi ninguna ventaja al tour.

En conclusión siento que si vale la pena experimentar la lucha libre en vivo aunque sea una vez en la vida, y asistir en un tour no es necesario. Puedes probar por cuenta propia.

¿A ti cómo te gusta vivir la lucha libre en México?