La cocina mexicana le ha dado la vuelta al mundo enamorando a todos por su sabor y tradición. Entre la gran variedad de experiencias culinarias que México ofrece se encuentra la gastronomía Oaxaqueña.

El estado de Oaxaca destaca por sus inigualables platillos. La gastronomía oaxaqueña conquista cualquier paladar con deseos a probar algo distinto.

Oaxaca es el destino gastronómico por excelencia, son tantas las opciones que se tienen que comer de todo en una sola visita es casi imposible.

Aquí te enlistamos algunos imperdibles…

1. Tlayuda.

Sin duda uno de los principales platillos en la gastronomía oaxaqueña son las tlayudas, no pueden faltar en tu viaje.

Existen de varios tipos, solo con quesillo, con tasajo, de mole e incluso al pastor, las opciones son muy amplias y todas son deliciosas.

Fácilmente comí una tlayuda por día durante mi visita a Oaxaca.

2. Mole.

Si algo distingue a Oaxaca es su mole, cuenta con siete moles distintos, siendo el negro, coloradito y amarillo los más sobresalientes. Algunos se elaboran hasta con más de 30 ingredientes, cada uno tiene un sabor característico que lo vuelve único.

3. Tasajo.

Esta carne seca puede emplearse como comida o como ingrediente principal en otros platillos de la gastronomía oaxaqueña.

El tasajo es clásico en tacos o tlayudas. Uno de los mejores lugares para saborearlo es en el pasillo de las carnes del Mercado 20 de Noviembre.

 

4. Caldo de Piedra.

Este platillo prehispánico es todo un arte. El caldo de Piedra se elabora con piedras volcánicas al rojo vivo, las cuales hierven el agua que cocina el pescado o camarón.

5. Tamales oaxaqueños.

Los tamales oaxaqueños son unos de los ricos de México. Puedes encontrarlos en distintos puestos o con los vendedores en bicis. Uno de los más tradicionales es el de mole.

6. Mezcal.

Una de las bebidas alcohólicas más representativas de México es el mezcal, el cual se elabora a base de agave y suele ser acompañada con sal de gusano y naranja.

7. Chocolate.

Ya sea de agua o de leche, el chocolate caliente es perfecto para acompañar cualquier desayuno o cena, sobre todo cuando se trata de un Pan de yema.

8. Tejate.

Bebida elaborada a base de maíz, cacao y mamey. El tejate se bebía en ceremonias como tributo a los dioses. Es súper emblemática e ideal para refrescarse.

9. Agua de Chilacayota.

El chilacayote es una calabaza propia de Oaxaca. Esta refrescante agua se prepara con piloncillo y canela dándole un sabor dulce.

10. Nieves oaxaqueñas.

Estas nieves son toda una tradición, los sabores más típicos son el de leche quemada y tuna, sin mencionar el famoso “Beso oaxaqueño”, “Beso de ángel” o de mezcal.

¿Qué es lo que más te gusta de la gastronomía oaxaqueña?