El Monumento a la Revolución es un icono de la Ciudad de México y se encuentra en el corazón de la Plaza de la República, uno de los espacios públicos más conocidos y visitados de la ciudad.

Esta estructura de 67 metros rinde homenaje a los héroes de la Revolución Mexicana. Es obra del arquitecto Carlos Obregón Santacilia, quien contó con la colaboración del artista plástico mexicano Oliverio Martínez para la creación de las columnas.

Su historia es muy interesante y podrás conocer cada detalle durante tu visita. Los horarios varían según el día de la semana y puedes encontrarlos dando clic aquí.

Tienes dos opciones para disfrutar del Monumento a la Revolución: Acceso limitado, el cual solo incluye el mirador, y el acceso completo, con el que podrás visitar los 6 espacios del recinto y tener una visita guiada.

El acceso limitado tiene un costo de $60 pesos, mientras que el acceso completo cuesta $90 pesos. La posibilidad de descubrir el interior del Monumento hace que la opción de Acceso Completo sea tu mejor opción, y como verás no hay mucha diferencia en el precio.

La primera sección consiste en la Cimentación, donde recorrerás unos pasillos por la base de este monumento y aprenderás más sobre su arquitectura. Posterior a ello se pasa a la sección dos, en la cual se asciende por el Elevador Panorámico, gracias a sus paredes de vidrio podrás admirar la vista mientras se sube.

Una vez en el punto tres, ubicado a 52 metros de altura podrás maravillarte con un recorrido 360 grados en El Mirador, antes de continuar a la sección cuatro, La Linternilla, el sitio más alto del Monumento a la Revolución ¡A 65 metros de altura!

Después en la sección cinco, La Estructura, podrás descubrir las figuras de cera y 2 exposiciones (La Revolución en el Cine y Bajo la Mira) en una visita guiada. Y por último, un descenso por La Escalera.

Cada rincón de este espacio tiene una historia que contar, lo que hace que el Monumento a la Revolución sea un imperdible de la Ciudad de México.

Es recomendable llevar calzado cómodo ya que es mucho lo que se camina.

¿Cuándo visitarás el Monumento a la Revolución?