Sin importar el estilo en que viajes, ya sea solo o acompañado, con un presupuesto vasto o justo, en tu propio pueblo o en el extranjero, o cualquier otra manera, viajar nos brinda números beneficios tanto físicos como psicológicos.

Si bien todos ellos tienen similitudes, sus niveles pueden variar. Eso sí, ¡Todos nos hacen más felices!

El hacer lo que nos gusta mientras viajamos y olvidarnos de nuestro día a día propicia la liberación de las hormonas de la felicidad, lo que ocasiona que tengamos esa sonrisa de oreja a oreja que caracteriza a los viajeros.

Otros beneficios en común son la mejoría en nuestra condición física, la reducción del estrés, el aumento de nuestra capacidad de adaptación y que nos ayuda a auto descubrirnos, por mencionar solo algunos.

Desde el día uno te he hablado de lo que Viajar Como Local significaba desde mi perspectiva, y hoy vengo a contarte sobre los principales beneficios que esto conlleva…

Cuando sales de tu zona de confort y decides abrir tu mente a algo nuevo, todo fluye. El permitirte probar cosas nuevas con todos tus sentidos te servirá para ver todo desde otra perspectiva, ayudándote a ser más empático, redefiniendo ideas y valorando tanto lo conocido como lo desconocido.

Yo ya lo experimenté cuando viví por un tiempo en el pueblo de Chemuyil, descubrí un estilo de vida completamente diferente al que estaba acostumbrado y me ayudó a apreciar todo a mí alrededor.

No hace falta que te mudes al lugar que visites para decir que viajaste como un local. Basta con salir de tu hotel, hablar con sus habitantes, consumir lo local, acercarte a sus tradiciones u otras acciones que un turista normalmente no hace.

No hay mejor manera de conocer un lugar que a través de su gente; Son ellos los mejores guías que podrás encontrar, pues son el reflejo de ese destino.

Acudir a ellos no sólo mejorará y reforzará tus habilidades sociales, también te permitirá aprender bastante; Desde gastronomía, historia, geografía hasta cosas que nunca imaginaste. La mayoría de estas personas están dispuestas a compartir su tiempo y conocimiento con los visitantes.

También podrás apreciar la otra cara del destino que visites, explorando sitios o atractivos que no cualquiera tiene el privilegio de conocer. Esto te dará experiencias únicas y te ahorrará tiempo y dinero alejándote de los lugares turísticos tan concurridos.

¿Qué otros beneficios has descubierto al viajar?