Algunas personas me preguntan o se preguntan cómo es que se puede realizar un viaje de varios meses o hasta años. Normalmente la duda parte de la cuestión económica.               

Después de muchos viajes cortos, los cuales siempre realizaba en mis periodos de vacaciones, comencé a soñar con la idea de renunciar a mi trabajo y lanzarme a la aventura por varios meses, lo cual al principio parecía un sueño bastante difícil de lograr, pues para eso, pensaba yo, requería ser rica o dedicarme a ahorrar por años.

A los 21 años, apenas terminando la universidad y con casi nada de ahorro me aventuré a viajar por el sur de México. Una vez en Cancún parecía tan cerca Guatemala y Belice que no quería perder la oportunidad de conocer esos países así que con un mínimo de dinero me lancé hacia ellos.
Fue un viaje un poco sufrido pues comía poco, viajaba de noche para ahorrar el hospedaje y ganar tiempo, dormía a veces en terminales de buses. Quería seguir viajando por más tiempo pero no sabía cómo generar dinero, así que 5 meses después tuve que volver a casa. Con los años sin embargo, he ido descubriendo distintas maneras para generar dinero y también ahorrar bastante…

Couchsurfing

Es una aplicación sin costo, por medio de la cual puedes obtener alojamiento gratis en cualquier parte del mundo en casa de otros viajeros. Usar Couchsurfing puede resultar bastante interesante, ya que una de las ideas de esta aplicación es el intercambio cultural.

He tenido tanto la experiencia de recibir a personas en mi casa, como de ser recibida en casas de viajeros en diferentes países. En Perú, por medio de esta aplicación se me dio la oportunidad de hospedarme en una cabaña en medio de las montañas de Huaraz, con uno de los paisajes más hermosas que haya visto.

Por supuesto también me ha tocado dormir en un sofá, en un colchón inflable o en el piso. La idea es tener un lugar seguro donde dormir mientras convives con gente que al igual que a tú, disfruta de los viajes y el intercambio cultural.                

Voluntariados

Hay distintas aplicaciones, páginas en Internet o grupos en Facebook, por medio de los cuales uno puede enterarse de distintos voluntariados, los cuales son súper diversos, pero los más comunes suelen ser en granjas y hostales.

Cada lugar establece sus condiciones, sin embargo, lo más común son 2 semanas mínimas de voluntariado, 4 horas de trabajo al día a cambio de hospedaje y una comida diaria. Los voluntariados son una excelente manera de ahorrar dinero mientras aprendes a hacer cosas de tu interés y también conoces gente que comparte los mismos intereses.

Por ejemplo, si quieres aprender a hacer permacultura o construcción con adobe puedes enfocarte en ese tipo de voluntariados. Estando en Cuzco hice un voluntariado en un hostal donde a cambio de atender la recepción 2 días a la semana por 8 horas, me daban hospedaje y desayuno toda la semana, así que me quedaban 5 días libres para conocer los alrededores.

En Bolivia también hice un voluntariado en una hermosa reserva natural a la que no hubiera podido acceder de otra manera por el costo que implicaba. Mientras apoyaba un par de horas diarias en la cocina, me quedaba mucho tiempo libre para hacer largas caminatas por la selva, observación de fauna o nadar en el río, así como convivir con la gente nativa lo cual fue una gran experiencia.

Workaway es una aplicación que cobra una membresía anual por medio de la cual puedes acceder a voluntariados en todo el mundo de acuerdo a tus intereses.

Worldpackers también es una aplicación con el mismo formato de la anterior. En lo personal nunca he pagado membresías, ya que existen muchos grupos en Facebook con nombres como «voluntariados por el mundo», «voluntariados para mochileros», «voluntariados en Argentina», por medio de las cuales también se encuentran interesantes oportunidades para realizar trabajo voluntario en el país de tu interés.

Trabajos temporales

Al estar realizando un viaje largo siempre es posible generar dinero haciendo diferentes tipos de trabajo remunerado. Muchos mochileros viajan vendiendo artesanías que ellos mismo hacen, vendiendo comida en las calles, haciendo música o bien buscando algún trabajo temporal.

Normalmente en los lugares turísticos de cualquier país hay mucha oferta laboral y no es necesario ni siquiera tener un permiso de trabajo. En mi caso nunca se me complicó encontrar trabajo en países extranjeros.

Durante mi primer viaje largo llegó un momento en que mis ahorros estaban en las últimas y mis ganas de seguir viajando en su máximo, así que comencé a hacer gelatinas y salía a venderlas en lugares públicos, gracias a eso junté dinero para seguir viajando casi 2 meses más.

La música ha sido parte de mi desde que naci. El primer registro que tengo cantando estaba en un casete donde tenia solo…

Posted by Celia Rangel Peralta on Friday, October 18, 2019

En viajes posteriores, cuando llego a algún lugar que me gusta lo suficiente como para querer compenetrarme más en su cultura, he buscado trabajos temporales como en Guatemala, donde trabajé como mesera en un pequeño y hermoso pueblo maya, o en Chile donde actualmente me encuentro trabajando como recepcionista mientras junto dinero para seguir el viaje.

También he descubierto que saber cualquier tipo de arte es súper útil para costear un viaje. Personalmente también he generado dinero durante el viaje pintando rótulos, vendiendo fotos y cantando en compañía de mi guitarra y de otros viajeros que también hacen música.         

Así que ya sabes, si tienes ganas de hacer un viaje largo o de tomar el viaje como un estilo de vida, que no sea el dinero lo que te limite, pues una vez dando el primer paso las oportunidades se irán abriendo en el camino de tal manera que lo que menos llega a preocupar es el cuanto sino el cómo lograrlo y eso muchas veces te lleva a descubrir de todo lo que eres capaz por lograr un sueño.